Cinco opciones para escoger el suelo de tu cocina

strasse-suelos

Hasta ahora, cuando hemos hablado de cocinas, hemos descrito diferentes tipos de grifos, de campanas de cocina, muebles… Pero no habíamos reparado en otro elemento igual de importante: el suelo. ¿Quieres pisar fuerte en tu nueva cocina y dotarla de carácter con buenos materiales y un buen impacto estético? Pues en Strasse Cocinas te describimos cinco materiales con los que puedes conseguirlo.

1. Suelo de cemento

El suelo de cemento es una apuesta por el estilo industrial y sencillo. Es una elección adecuada si tu intención es dotar de un toque de modernidad y minimalista tu nueva cocina. Además, es fácil de instalar, por lo que te ahorrarás mucho tiempo y complicaciones obra, y es muy versátil para elegir el color. Una de sus ventajas es que es fácil de mantener y limpiar. En definitiva, el suelo de cemento es una opción ideal si no quieres calentarte mucho la cabeza.

2. Suelo de vinilo

Hablamos ahora de un material 100% sintético, impermeable y con gran resistencia. El vinilo tiene aspectos positivos en cuanto a la estética, puesto que existen infinidad de diseños y podrás elegir el que más convenga con el resto de la cocina. ¿Alguna desventaja? Debes ser estricto con su mantenimiento, limpiarlo a menudo y tener controlados pliegues o levantamientos para que no se despegue pronto del suelo. Por estar razón, es un material que más tarde o temprano habrá que cambiar. Eso sí, con un buen mantenimiento, siempre será más tarde.

3. Suelo de cerámica

Entramos de lleno ahora a describir un material clásico que se utiliza en un buen porcentaje de las cocinas: cerámica. Es una superficie que se limpia con suma facilidad y que ofrece resistencia ante las amenazas que puede suponer la actividad diaria en la cocina. Además, comparte la ventaja estética con el vinilo, puesto que puedes encontrar una gran variedad de acabados de cerámica en cuando a colores o texturas. El único ‘contra’ que encontramos a la cerámica es que es un material frágil con respecto a los golpes, por lo que habrá que tener cuidado para evitar provocar grietas.

4. Madera

Quizá la madera sea uno de los materiales que, con el tiempo, ha ido perdiendo protagonismo en las cocinas. Pero es una superficie que, estéticamente, combina muy bien con prácticamente cualquier estilo de muebles. Su sensación clásica y de confort es un aliciente a tener en cuenta si vas a pasar mucho tiempo en la cocina, o si piensas usar esta estancia para invitar a gente a comer a menudo. Eso sí, deberás llevar cuidado y procurar un estricto mantenimiento, porque es un material delicado.

5. Suelo laminado

Tal vez el suelo laminado sea la opción más habitual hoy en las cocinas. Y es que existen varias razones para ello. La primera, es que su instalación es muy sencilla y evita el paso de tener que comenzar costosas e interminables obras de reforma en tu hogar. Estéticamente, para el suelo laminado podemos encontrar muchos diseños que imiten otro tipo de superficies, ya sea madera, porcelana, azulejos… Es una elección económica y que requiere poco mantenimiento.

Los comentarios están cerrados

Copyright 2014 © STRASSE | Legal Notice | Privacy Policy | Cookies Law

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR